¿Qué son el deterioro cognitivo leve y la demencia senil?

Con el paso del tiempo nuestro cuerpo va sufriendo diversos cambios, igual que nuestra memoria. Por este motivo, es muy importante ejercitarla para no perder capacidades o hacer que las repercusiones sean las menos posibles. Esta semana os queremos contar las diferencias entre deterioro cognitivo leve y demencia senil, ambos problemas frecuentes en personas mayores.

¿Qué es el deterioro cognitivo leve?

Es una disminución de las habilidades de la persona con respecto al pasado, pero no supone un impedimento para que la persona siga siendo independiente en su día a día. Por ejemplo, la persona que lo padece no recuerda todo lo que habla o solicita, pero sí es capaz de recordar direcciones, la habilidad de conducir, etc. Esta patología está asociada con la edad.

¿Qué es la demencia senil?

A diferencia del anterior, sí que influye en las habilidades para la vida diaria, haciendo que las personas que lo padecen tengan dificultad para recordar nombres, recordar direcciones o lugares, realizar tareas sencillas del día a día, etc. Otras de las consecuencias de la demencia senil son la pérdida de interés por relacionarse socialmente, la desorientación y olvidar dónde hemos dejado objetos.

Aunque se trata de problemas distintos, diversos estudios demuestran que las personas con deterioro cognitivo leve tienen más posibilidades de desarrollar algún tipo de demencia, incluida la enfermedad de Alzheimer.

¿Cómo lo evitamos?

Para evitar que el deterioro cognitivo termine en un caso de demencia senil debemos:

– Mantener la mente activa con ejercicios especiales. Leyendo, estudiando, practicando idiomas, realizando diferentes juegos de memoria….

¿Cuáles son beneficios de la fisioterapia para las personas mayores?

Esta semana os hablar de los innumerables beneficios que tiene para la salud en personas mayores la fisioterapia. Aunque tiene otras muchas ventajas, destaca principalmente por tres, cuyo uso está comúnmente extendido y por las que se recomienda su uso. Son las de prevenir, curar y facilitar la recuperación de lesiones.

  1. Sirve para prevenir. Ya que ayuda a que no aparezcan lesiones de gravedad siempre que nuestro cuerpo se encuentre habituado a un nivel de ejercicio continuado y constante. Si nos centramos en los ancianos, debemos dejar claro que no es tan importante que sea un ritmo alto tanto como que se realice de manera segura y periódicamente. De este modo, su cuerpo acabará asimilando esta tarea física como algo normal y nos sentiremos mejor, también el cuerpo irá aumentando su umbral de resistencia y podremos realizar las tareas de manera más sencilla. Nos cansaremos menos y notaremos mejoría.
  2. Ayuda a curar lesiones. Gracias a ella conseguimos que nuestro umbral de dolor sea menor, siempre que estemos acostumbrados a un mínimo ejercicio físico y que nuestro cuerpo se encuentre en buenas condiciones. Es por ello que, cuando tenemos una lesión o una dolencia, mejora las funciones básicas del organismo y se consigue así, con un tratamiento constante y eficaz, que el tiempo de lesión se reduzca y lo llevemos con menos dolor y de la mejor manera posible. Ayuda, además, a mantener en buenas condiciones tanto nuestros músculos como nuestras articulaciones y también mejora la flexibilidad, por lo que será más sencillo recuperarse de los golpes o achaques.
  3. Y hace que la recuperación de dolencias sea más sencilla. Esto es debido a que nuestro cuerpo se acostumbra a esta sensación de bienestar que se produce con el ejercicio, además nos ayuda a reducir el dolor y logra que nos adaptemos mejor a una situación como es un golpe o dolor muscular. Como nuestro cuerpo está más y mejor adaptado, es más fácil estar en buena condición física y que nos sintamos mejor.

¿Cómo prevenir y cómo actuar ante una fractura de cadera?

La fractura de cadera es una lesión bastante común en las personas mayores. Suelen ser causadas por caídas al resbalar o tropezarse o por enfermedades como la osteoporosis que son muy comunes en la tercera edad.

La cadera soporta cargas equivalentes a tres veces el peso de nuestro cuerpo, por ello es una parte muy importante y en la mayoría de los casos la solución para lograr resultados efectivos es operarse.

¿Cómo podemos prevenirlo?

Para prevenir este problema debemos:

  • Evitaremos estancias largas en cama o sentarnos durante mucho tiempo para evitar que nuestros huesos y músculos pierdan fuerza.
  • Mantendremos una alimentación equilibrada, rica en vitaminas y proteínas. Además, consumiremos mucho calcio.
  • Realizaremos actividad física diariamente. Para ello, tendremos que hacer ejercicios básicos o caminar con cierta frecuencia dentro de las posibilidades de cada persona.
  • Es recomendable eliminar cualquier posible peligro o dificultad en nuestro hogar. Para ello podremos usar sistemas o dispositivos como los pasamanos, barandillas o asientos especiales. Asimismo, tendremos una buena iluminación y eliminaremos obstáculos como alfombras.

¿Cómo debemos actuar?

Si una persona sufre una rotura de cadera por una caída, no debemos intentar moverla, hay que tratarla con sumo cuidado y no trasladarla si no disponemos de los medios o el personal necesario. La mejor opción es avisar a un médico o llamar al servicio de emergencias para que determine la gravedad de la caída y el tratamiento más oportuno, que seguramente será una intervención quirúrgica.

Los cuidados de las personas mayores durante el invierno

Estamos en pleno invierno y con una ola de frío en toda España. La bajada de las temperaturas puede afectar a las personas mayores más, ya que a esta edad es más fácil perder el calor corporal e incluso generarlo. Por este motivo, hoy os damos algunas recomendaciones para los cuidados de las personas mayores durante el invierno:

  1. Es fundamental que beban mucho líquido. En esta estación se puede perder la sensación de sed, por lo que puede que nos hidratemos menos. Por ello, es importante que impidamos esta situación teniendo siempre a mano una botella para beber continuamente.
  2. Con el frío, algunas enfermedades crónicas pueden empeorar. Las enfermedades más afectadas por estas temperaturas suelen ser aquellas dolencias vinculadas con el aparato respiratorio, pudiendo aparecer más mucosidad y problemas para tomar el aire de forma normal.
  3. Es esencial que mantengan su calor corporal. Esto lo podemos conseguir creando un ambiente cálido en el lugar donde se encuentren. La temperatura recomendada es aquella cercana a los 21º centígrados. Por otro lado, es muy importante que utilicen ropa de calidad que aporte calidez.
  4. También es muy importante que tengan una buena alimentación para producir un buen aporte calórico. Por este motivo, durante esta época es importante tomar más alimentos ricos en hidratos de carbono y proteínas.
  5. Por último, otro problema muy importante a tener en cuenta son las caídas. Durante el invierno está constantemente lloviendo y nevando, por ello, es aconsejable no salir a la calle si hay climatología adversa para evitar todo tipo de caídas, resbalones, etc. Y si es esencial siempre deben de ir acompañados.

Bienvenidos al blog de Centro Residencial Coruxo

Iniciamos con mucha ilusión y motivación este nuevo proyecto con la finalidad compartir con vosotros infinidad de consejos sobre el cuidado de las personas mayores y dar a conocer nuestro espíritu de trabajo y los servicios que ofrecemos atendiendo siempre a las necesidades de nuestros residentes.

Centro Residencial Coruxo es una de las más reconocidas residencias para ancianos en Vigo. Nuestro principal objetivo es satisfacer sus necesidades ofreciendo tranquilidad y bienestar.

Contamos con especialistas altamente cualificados que les atenderán de manera personalizada y que garantizan un trato cordial, respetuoso, amable, comprensivo y agradable para que los ancianos se sientan seguros como en casa.

Animaos y participad con vuestros comentarios.

¡Gracias!

558408-centro-residencial-coruxo-instalaciones-05